Problemas sucesorios en Derecho español y alemán

“El que venga detrás qué se las apañe como pueda”, es un dicho utilizado por muchos futuros causantes que prefieren centrarse en el presente a pensar en el futuro. Esta actitud, sin embargo, no siempre es la más acertada, pues la falta de regulación de la transmisión patrimonial mortis causa a su debido tiempo por parte del causante antes de su fallecimiento, puede ser el origen de innumerables problemas para los herederos, e incluso, acarrear interminables litigios. En relación a la sucesión, en la jerga jurídica se utilizan palabras como: albacea testamentario, heredero sucesivo o fideicomisario, legatario, legítima o reserva, poder con efectos mortis causa…etc., términos, que por desconocimiento de los interesados, producen el rechazo por parte del futuro causante, desechándose lamentablemente la utilización de numerosas opciones que la Ley española y alemana ponen a disposición de los ciudadanos para facilitar los procesos hereditarios. La situación sucesoria en la que se presenten factores extranjeros, como pueda ser la nacionalidad del causante o el lugar donde radiquen los bienes que deban componer la masa hereditaria, conlleva la convergencia de Ordenamientos jurídicos. Problema que sólo los más hábiles operadores jurídicos que actúen en el ámbito internacional pueden solucionar. En nuestro despacho, nuestros clientes cuentan con el aval de todos nuestros años de experiencia, y el servicio de los mejores profesionales, para que puedan conciliar el sueño, con la certeza de que no queda ningún cabo suelto. Mediante un adecuado asesoramiento legal y fiscal, se ofrece una regulación previa de las vicisitudes de lo que en un futuro será el patrimonio hereditario, consiguiendo con ello, entre otras ventajas, el ahorro de cantidades no poco relevantes de dinero.

El asesoramiento jurídico no debe posponerse hasta el momento en que se adquiere la condición de heredero, sino que debe realizarse tan pronto como sea posible, en calidad de futuro causante. Se dan los casos, como en la compra-venta de un piso, chalet o bungalow, en la que de antemano, ya se puede optar por determinadas vías que simplificarían de gran manera la transmisión del inmueble a los herederos, así sucede, por ejemplo, en la opción que ofrece el Ordenamiento jurídico alemán denominada “Erwerbssplitting”.

Ostentándose ya la condición de heredero llamado a suceder en el patrimonio del causante, se puede igualmente, contando con el adecuado asesoramiento jurídico, encontrar opciones jurídicas más favorables desde el punto de vista tributario o fiscal, e incluso, mediante una aceptación de la herencia inteligentemente realizada, facilitar la transmisión de patrimonios a la próxima generación.

Dr. Burckhardt Löber
Rechtsanwalt y abogado

Dr. Alexander Steinmetz
Rechtsanwalt